Con la ayuda del MBZ Fund, especies raras de flores florecen por primera vez en viveros españoles

English Español Français Português العربية

Gracias al Mohamed bin Zayed Species Conservation Fund, donde Razan Al Mubarak es directora gerente y fundadora, y a un pequeño grupo de conservacionistas del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia, una semilla de esperanza ha florecido en medio de la pandemia de la COVID-19.

Como ha informado World Atlas, un medio internacional de noticias centrado en la ciencia y medioambiente, la extraña Gadoria falukei ha florecido en un vivero por primera vez — un paso milagroso hacia una supervivencia a largo plazo para una especie en grave peligro de extinción con tan solo cinco ejemplares en la naturaleza.

El delicado brote surgió en el medio del confinamiento de la COVID-19, como parte del proyecto sobre la Gadoria falukei, liderado por el Dr. Jaime Güemes, director del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia y con la ayuda de una importante subvención del MBZ Conversation Fund.

La Sra. Al Mubarak, directora gerente y fundadora del MBZ Conversation Fund, considera que “ha sido un momento muy difícil para todos nosotros, especialmente para los beneficiarios de nuestros fondos, muchos de los cuales estaban sufriendo los efectos económicos y físicos de la pandemia.” “Cuando recibimos el email del Dr. Jaime Güemes con las noticias y la imagen de la planta floreciendo, fue profundamente alentador — no hay mal que por bien no venga. Como una inyección de esperanza.”

El MBZ Conversation Fund trabaja basado en el principio de que pequeños cambios pueden marcar grandes diferencias. La organización provee de micro ayudas a personas trabajando en el campo directamente con especies amenazadas, y ha apoyado más de 2,100 proyectos en más de 160 países, ayudando a reducir las amenazas a las especies, muchas de las cuales están al borde de la extinción.

El MBZ Conversation Fund se enteró de la nueva flor cuando entrevistó a sus beneficiarios acerca del impacto de la pandemia en sus proyectos. Más de 300 conservacionistas en más de 80 países respondieron, y mientras muchas de las noticias eran desoladoras — 85% de ellos habían tenido que suspender sus trabajos de conservación — esa simple flor dorada representa un rayo de esperanza de que la conservación tan crucial debe continuar.

Conoce más sobre la Gadoria falukei en  World Atlas.